Érase un viejo mono… Que se tragó una rana

Érase un viejo mono… Que se tragó una rana

 

Nuestro amigo es un viejo mono que vive en la jungla que está muy, pero que muy hambriento.

Se come lo que pilla, no duda si es una rana, un tucán, un murciélago, y demás animales con los que se va encontrando.

¡Qué maravilla!

Y es que no consigue saciar su apetito, y cuando se come al primer bicho, ¡no puede parar!

Este viejo mono se lo traga todo, todo, todo.

¡Vaya tangana!

¡Su barriga está hinchadísima!, creo que nuestro amigo va a explotar.

Si es que se ha comido a una jungla enterita.

Y ahora…

¿qué le va a pasar?

¿Y a todos los animales que se ha zampado?

 

Yo que tú tendría cuidado y me escondería en algún lugar bien oculto donde el viejo mono no pueda encontrarte.

Luego no me digas que no te he avisado.

¡CORREEEEEE!.